Una nueva manera fácil y rápida de cultivar desde la siembra

Cultivar zanahorias, rabanitos u otras hortalizas puede ser bastante problemático, sobre todo cuando trabajamos con semillas diminutas y debemos preocuparnos por la distancia entre las plantas y la profundidad de siembra.

Las cintas sembradoras facilitan la tarea de siembra, a través de cintas de papel biodegradable en las que las semillas ya están colocadas a la distancia adecuada. Sólo hay que extender el papel, cubrir y regar. De esta manera, nos aseguramos el éxito en la recolección y nos ahorramos el agotador trabajo del aclareo de plantas demasiado juntas.